jueves, 31 de julio de 2014

¿Tu patrimonio está protegido?


El patrimonio más importante que todos podemos tener, sin contar a la familia, es nuestra casa. Por ello, hay que asegurarla con un seguro contra daños a casa habitación el cual te protege ante los siguientes riesgos:

·        Incendio, rayos y/o explosión de la vivienda.
·        Terremoto o erupción volcánica.
·        Fenómenos hidrometeorológicos (avalanchas de lado, granizo, heladas, huracán, inundaciones, golpe de mar, marejadas, nevadas y tiempos tempestuosos.
·        Robo y/ o asalto.
·        Responsabilidad civil.


Antes de contratar una póliza de seguro compara y asegúrate que cubra los riesgos que necesites; documenta tus pertenencias y verifica que la información de la póliza sea correcta. Luego, guarda de póliza en un lugar seguro pero a la vez accesible. Junto a ella, resguarda las escrituras de tu casa y las fotografías del inventario. De preferencia coloca estos documentos en una bolsa de plástico que tenga un cierre a prueba de agua.   

Ojo, si tienes un crédito hipotecario o automotriz, contarás con diversos seguros como parte del producto financiero; es importante que leas tu contrato para identificar las coberturas y saber qué hacer en caso de que necesites usarlas.

Recuerda que los seguros no son un lujo, sino una necesidad y que estos, además de protegerte a ti y a tus bienes, te ayudan a cuidar tus finanzas personales, permitiéndote tener recursos para continuar con el pago de tus créditos y otros compromisos, lo que a su vez te ayudará a mantener un historial crediticio sano y atractivo en Buró de Crédito.


Te invitamos a conocer el servicio de Alertas Buró,  para que recibas alertas sobre cualquier movimiento que exista en tu historial crediticio, ingresa a http://www.burodecredito.com.mx/alertas-info.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.