lunes, 31 de octubre de 2011

Envía buenas señales






Los proveedores de financiamiento, al analizar solicitudes de crédito, buscan señales que les permitan confiar en que las personas pagarán adecuadamente.



La trayectoria que hemos establecido al manejar nuestros financiamientos ofrece un conjunto de señales que permiten  a los otorgantes calcular con mayor precisión las probabilidades de que paguemos adecuadamente y el riesgo de que caigamos en incumplimientos.

Por eso es importante que nos percatemos del tipo de señales que observaría un otorgante si en este momento le presentáramos una solicitud de crédito. Esto nos permitirá cultivar nuestros puntos fuertes y detectar las áreas que requieren atención  a fin de contar con mayores probabilidades de obtener los créditos que buscamos.

Las principales señales a las que debemos poner atención son:

Comportamiento de pago. Cumplir puntualmente con los pagos de nuestros financiamientos actuales es una señal que nos ayuda a despertar confianza en los otorgantes de financiamiento. En cambio, tener frecuentes retrasos de pago es una señal que lleva a los otorgantes a percibir un mayor nivel de riesgo en nuestras solicitudes de crédito.

Nivel de deuda. Mantener un nivel de endeudamiento equilibrado, por ejemplo, usar solo los financiamientos que en verdad requerimos y no ocupar más del 50% de las líneas de crédito de nuestras tarjetas, nos ayuda a despertar confianza en los otorgantes, pues muestra que contamos con margen para pagar un nuevo financiamiento y que tenemos recursos a la mano en caso de una emergencia. Por el contrario, manejar demasiados financiamientos y ocupar un alto porcentaje de las líneas de crédito genera que los otorgantes perciban que una parte importante de nuestro ingreso ya está comprometida con el pago de los créditos actuales y que un nuevo financiamiento puede llevarnos a perder el equilibrio.

Solicitud de nuevos créditos. Cuando requieras un nuevo financiamiento es importante elegir cuidadosamente las opciones que mejor se ajusten a tus necesidades y  capacidad de pago, pues presentar al mismo tiempo solicitudes con muchas empresas es una señal que puede hacer que los otorgantes perciban que tus finanzas personales están desequilibradas y que no estás midiendo tu capacidad para cumplir con los pagos.

Para identificar las señales que estas emitiendo puedes consultar en www.burodecredito.com.mx tu Reporte de Crédito Especial. Es gratis una vez cada doce meses.


martes, 18 de octubre de 2011

Si quieres obtener créditos


Si estas pensando solicitar un crédito en las próximas semanas o meses es importante que comiences a prepararte desde ahora y no esperes hasta unos días antes de presentar tu solicitud. Dar a partir de hoy los pasos adecuados te permitirá tener mayores probabilidades de obtener el crédito que requieres.

El primer paso es hacer un diagnóstico claro de tu situación actual y de los elementos con que cuentas para hacer frente a una nueva responsabilidad de pago. Algunas preguntas sencillas pueden ayudarte:

¿Cada mes gastas todo tu ingreso o conservas una parte importante? Si estás gastando cada mes todo tu ingreso es necesario que empieces a reorganizar tus recursos a fin de apartar una cantidad equivalente al pago mensual que requeriría el crédito que te interesa. De ese modo tus finanzas personales estarán listas para cumplir adecuadamente con los pagos cuando tu solicitud sea aprobada. Además, el dinero que apartes desde ahora te servirá de reserva para apoyarte en el pago de tu crédito. 

¿Tienes adeudos pendientes o retrasos en el pago de tus créditos? Antes de solicitar un nuevo crédito es importante que estés al corriente en cada uno de tus financiamientos actuales. Recuerda que al presentar tu solicitud, el otorgante pide tu autorización para consultar tu reporte de Buró de Crédito. Los retrasos o incumplimientos de pago en tu historial no te ayudan a generar en el otorgante confianza en que cumplirás adecuadamente con los pagos si aprueba tu solicitud.

Por ello, es necesario que te pongas al corriente desde ahora y que te mantengas pagando puntual, de ese modo tu historial reflejará el esfuerzo especial que hiciste para ponerte al corriente y la nueva secuencia de pagos puntuales que estas formando.

¿Cuánto debes en total en este momento? Si en este momento estás manejando ya varios financiamientos, por ejemplo, varias tarjetas de crédito, es importante que sepas cuál es el monto exacto del adeudo en cada una y qué porcentaje de las líneas de crédito ha sido ocupado. Si en tus tarjetas el adeudo es mayor al 50% de las líneas de crédito disponibles, es importante que antes de solicitar un nuevo financiamiento, reduzcas estos adeudos.  De este modo, una parte importante de tu ingreso quedará disponible para hacer frente al nuevo crédito que solicites.

Para ayudarte a responder estas preguntas puedes consultar gratuitamente una vez cada doce meses tu Reporte de Crédito Especial en la página www.burodecredito.com.mx. En él podrás visualizar el estado actual de tus créditos. Si tienes dudas sobre la información, en la misma página puedes entrar a Tu Asesor. Este servicio te explica de forma sencilla los datos y te da recomendaciones para mejorar tu historial.

lunes, 17 de octubre de 2011

Conoce a fondo tu situación crediticia


En ocasiones, al consultar nuestro reporte de Buró de Crédito no entendemos claramente la información y el estado general de salud crediticia que refleja. Es como si estuviéramos frente a una radiografía que podemos ver con claridad, pero requerimos un poco de apoyo para interpretarla adecuadamente.

Al revisar tu Reporte de Crédito Especial es importante poner atención a algunos elementos que te permiten hacer un diagnóstico más claro de tu estado crediticio.

Histórico de Pagos. Al final de la línea que presenta la información de cada uno de tus créditos está el Histórico de Pagos. En él se muestra si has pagado puntualmente o has tenido retrasos de pago en los últimos 24 meses.

Si pagaste puntualmente se coloca 1, si te atrasaste de 1 a 29 días se pone 2, si te atrasaste de 30 a 59 días se pone 3, y así sucesivamente hasta llegar a 7 que representa un atraso de 150 días a un año. Los retrasos mayores a un año se expresan con 9.


Tu situación crediticia será mejor en la medida que en tu Histórico de Pagos predominen los 1. Esto crea buenos antecedentes que pueden ser tomados en cuenta en tus siguientes solicitudes de crédito. Un retraso ocasional, es decir un 2, no te afecta tanto. Pero si hay varios retrasos, sí pueden dañar tu historial, pues señalan una tendencia a no ser cumplido.

Para mejorar tu estado. Ponte al corriente con tus pagos. Por ejemplo, si tenías un 4 en la última casilla del Histórico de Pagos y te pones al corriente, en la siguiente casilla aparecerá un 1, lo cual muestra que ya estás al día. Ahora continúa acumulando pagos puntuales, es decir casillas con 1, para mostrar que has dejado atrás una racha de incumplimientos.

Deuda Acumulada. Otro elemento que refleja tu nivel de salud crediticia es la cantidad de deuda que tienes acumulada entre todos tus créditos. Este factor es importante porque, aunque en tus Históricos de Pagos solamente haya 1, si la cantidad de tu deuda es muy grande, el riesgo de que comiences a tener impagos aumenta.

Para saber el total de tu deuda revisa la casilla Saldo Actual de cada uno de tus créditos y suma esas cantidades. Además, compara la cifra de la casilla Saldo Actual con la de la casilla Límite de Crédito. Para mantener un nivel de endeudamiento equilibrado busca llevar el Saldo Actual en tus tarjetas de crédito  a un máximo de 50% del Límite de Crédito.

Si necesitas entender más a fondo algún detalle de tu Reporte de Crédito Especial puedes consultar Tu Asesor, un servicio gratuito que te explica en términos sencillos el estado de tus créditos y te da recomendaciones ajustadas a tu situación concreta que te ayudan a mejorar tu historial crediticio. Puedes consultarlo en www.burodecredito.com.mx.

martes, 11 de octubre de 2011

Tu Record personal en el mundo del Crédito


Para tener mayores oportunidades de obtener los financiamientos que necesitamos es importante conocer un poco la perspectiva de los otorgantes y  los elementos que consideran cuando evalúan nuestras solicitudes.

Los otorgantes buscan señales que les permitan confiar en que las personas pagarán adecuadamente. Por eso, cada nueva solicitud que recibe una empresa proveedora de crédito es analizada cuidadosamente.

Un elemento fundamental dentro de este proceso es el historial crediticio, pues en él se presenta la trayectoria de las personas en el manejo del crédito. A partir de la información contenida en los historiales crediticios se han desarrollado herramientas que ayudan a medir con más precisión la probabilidad de que una persona caiga en retrasos o incumplimientos de pago en los próximos meses.

Estas herramientas se conocen como scores de crédito. Un score de crédito mide los elementos del historial crediticio de una persona y los expresa en un puntaje que refleja el riesgo de que tenga impagos en los próximos meses. Los puntajes altos reflejan una situación crediticia más sana y un menor riesgo. En cambio, entre menor sea el puntaje el riesgo de impagos es mayor.

Un score de crédito no toma en cuenta elementos como edad, sexo, escolaridad, nivel de ingreso o dependientes económicos. Estos elementos serán tomados en cuenta por cada otorgante en particular de acuerdo a sus políticas y criterios propios, pero en un score de crédito solo se mide el desempeño de las personas en el manejo de sus financiamientos.

El puntaje de un score de crédito es dinámico porque que se modifica de acuerdo a cambios en el manejo de los financiamientos  . A diferencia de las calificaciones escolares, que una vez asignadas son inalterables,  el puntaje de un score se eleva al mejorar el comportamiento de pago.

Consultar regularmente el puntaje que hemos establecido en un score de crédito nos permite  conocer una de las herramientas que utilizan los otorgantes para decidir sobre nuestras solicitudes de financiamiento y tomar medidas para mejorar nuestro desempeño.

Para hacer crecer nuestro puntaje en un score es importante desarrollar experiencia en el manejo de créditos, cumplir puntualmente con los pagos, mantener un  nivel de deuda equilibrado y seleccionar con cuidado entre las diferentes ofertas de crédito antes de presentar una nueva solicitud de financiamiento.

Para conocer tu puntaje en un score de crédito puedes entrar a la página www.burodecredito.com.mx para consultar Mi Score. Esta herramienta ubica tu desempeño en una escala que va de 400 hasta 850 y te ofrece recomendaciones para mejorar tu puntaje a fin de aumentar tus probabilidades de obtener nuevos financiamientos.

lunes, 10 de octubre de 2011

Cómo prevenir problemas con tus créditos



Para realizar un buen manejo de tus créditos es necesario estar atento a algunos elementos que, si se salen de control, pueden generar complicaciones que te lleven a caer en incumplimientos de pago. Por eso es importante reconocer las señales que muestran que se está generando un desequilibrio con nuestros créditos.

Algunas preguntas que pueden ayudarte a detectar a oportunamente estas señales son:

¿Estás realizando sólo el pagó mínimo en tus tarjetas de crédito? La tarjeta de crédito es un valioso instrumento para evitar cargar efectivo, domiciliar pagos y financiar algunas compras. Es importante usarla adecuadamente, pues si cada mes pagas solamente el mínimo señalado en tu estado de cuenta y continúas haciendo compras con ella puedes sobreendeudarte. Recuerda que la parte de tu adeudo que no queda cubierta con el pago mínimo genera intereses, por lo que, si mantienes el mismo ritmo de consumo acumularás un alto nivel de deuda que puede conducirte a retrasos de pago que dañen tu historial crediticio.

Para evitar esta complicación planea con calma las compras que puedes permitirte financiar con tu tarjeta de crédito y realiza cada mes un pago sensiblemente mayor al mínimo. De ese modo la cantidad sobre la que se generan intereses es menor y mantienes tu deuda en niveles más manejables.

¿Te sorprende la cantidad de deuda que muestra el estado de cuenta de tu tarjeta? Si al revisar tu estado de cuenta mensual te llevas una fuerte sorpresa cuando te das cuenta de todos los pagos que hiciste, es probable que no estés llevando un registro de los consumos que realizas con tu tarjeta de crédito, lo cual te lleva a realizar compras mayores a lo que pensabas, o incluso, a lo que puedes permitirte. Si esto se repite por varios meses puedes sobreendeudarte y comenzar a tener problemas para cumplir con tus pagos.
Anota cualquier pago que realices con tu tarjeta de crédito. De ese modo te darás cuenta cuando estés cerca del límite de gasto que puedes permitirte financiar con tu tarjeta cada mes a fin de evitar rebasarlo.

¿Estás muy cerca o te has excedido de los límites de crédito de tus tarjetas? Si alguna vez te han dicho “su tarjeta no pasa” o ya estás cerca del límite de crédito en todas tus tarjetas es probable que hayas acumulado un alto nivel de deuda que aumenta tu riesgo de caer en incumplimientos de pago.

Para recuperarte es importante detener temporalmente el uso de tus tarjetas y enfocar tus recursos en hacer pagos mensuales mayores, pues de ese modo, realizas reducciones más importantes al total del adeudo.

Para obtener una visión completa del estado de tus créditos entra a www.burodecredito.com.mx y consulta gratuitamente tu Reporte de Crédito Especial.

5 claves para integrar un historial crediticio sano



Experiencia: El primer elemento que te ayuda a formar un historial sano es tener tiempo usando alguna forma de crédito. Si  en tu historial aparece una tarjeta o alguna forma de crédito que has utilizado desde hace algunos años, esto te ayuda mostrar que conoces las responsabilidades que el crédito implica y que has generado aprendizajes que te ayudan a manejarlo.

Si aun no has utilizado créditos puedes contratar un plan  de telefonía celular u otro servicio que se cubra en pagos periódicos para comenzar a establecer experiencia.

Pagos Puntuales: Al pagar puntualmente tus créditos muestras a los otorgantes que has aprendido a organizar tus ingresos para disponer de los recursos necesarios para cumplir adecuadamente con los pagos.

Si has tenido retrasos concentra tus recursos en cubrir el adeudo pendiente, pues cuando te pongas al corriente tu historial lo reflejará  y con ello irás fortaleciendo tus oportunidades de obtener nuevos créditos.

Capacidad de pago: Si tienes al mismo tiempo varios adeudos y utilizas más del 50 % de tus líneas de crédito, probablemente estés dedicando un  porcentaje muy alto de tus ingresos para cumplir con los pagos. Esto hace que dispongas de menos recursos para pagar un nuevo crédito, lo cual será tomado en cuenta por los otorgantes  a los que solicites financiamiento.

Para mantener tu capacidad de pago no utilices más del 50% de tus líneas de crédito, pues así tendrás recursos disponibles en caso de emergencia y tendrás una parte de tus ingresos libre en caso de requerir un nuevo financiamiento.

Revisa con cuidado cualquier nueva oferta de crédito: Antes de aceptar un nuevo financiamiento reflexiona con cuidado si te permitirá avanzar en el logro de tus metas económicas o consumirá recursos que reducirán tu capacidad de pago, lo cual puede complicar la obtención de un crédito de mayor importancia para ti, por ejemplo un automotriz o un hipotecario.

Consulta Tu Reporte de Crédito Especial: Puedes hacerlo gratis una vez cada doce meses en la página www.burodecredito.com.mx o en los números 01 800 640 79 20, desde el interior del país o 54 49 49 54 desde el Distrito Federal

La información de tu Reporte de Crédito Especial te ayudará a tener una perspectiva más completa de tu situación crediticia que te permitirá identificar los puntos que requieren ser fortalecidos para aumentar tus probabilidades de obtener nuevos financiamientos.

jueves, 6 de octubre de 2011

Genera una buena impresión para obtener créditos.


Si alguien te pide prestado dinero ¿En qué te fijas para decidir si le prestas o no? Un buen elemento puede ser si ha pagado bien a la gente que le ha prestado en el pasado. Si te enteras que se ha esmerado en pagar adecuadamente, entonces puedes sentir  más confianza en que a ti también te pagará bien. Sus antecedentes le ayudan a convencerte de prestarle.

Con un otorgante de crédito es parecido: el primer paso para presentarle una buena imagen es mostrar que has cumplido adecuadamente con los pagos de los créditos que has tenido. Los pagos puntuales que realizas se expresan con un número 1 en la sección histórico de pagos de cada uno de tus créditos en tu Reporte de Crédito Especial, lo cual te permite mostrar que pagas adecuadamente.

Si tienes un retraso de un mes se coloca 2, si tienen un retraso de dos meses se coloca 3 y así sucesivamente hasta llegar a 7, que significa un retraso de entre 6 y 12 meses. Los atrasos de más de 12 meses se expresan con 9.

Cuando te pones al corriente con tus pagos luego de un retraso la casilla más reciente del histórico de pagos mostrará nuevamente 1.

Además de cumplir puntualmente con los pagos, para presentar una buena imagen a los otorgantes de crédito es importante no tener una gran cantidad de deuda acumulada.

Por ejemplo, si alguien te pide prestado y sabes que paga bien, puedes pensar que sería bueno prestarle, pero si sabes que ya tiene muchas deudas, probablemente te preocupe que si tú le das un préstamo más, se le junte tanta deuda que rebase su capacidad para pagar y se vea obligado a escoger a quién le paga y a quién no. Por supuesto, no te gustaría arriesgarte a que deje de pagarte a ti.

Por eso,  es importante mostrar que mantienes un nivel de deuda equilibrado y que el nuevo crédito que solicitas no romperá tu equilibrio. Tu Reporte de Crédito Especial muestra todos tus créditos y el adeudo que tienes en cada uno. De ese modo puedes mostrar que te mantienes en niveles adecuados y que un nuevo crédito no te generará desequilibrios.

Además de esta información, cada otorgante considera también otros elementos como edad, nivel de ingreso y compromisos de pago recurrentes antes de tomar una decisión. Pero mostrar que pagas puntualmente y que mantienes un nivel de deuda adecuado son siempre elementos positivos para ti.

La información de tu Reporte de Crédito Especial te ayudará a tener una perspectiva más completa de tu situación crediticia que te permitirá hacer un mejor manejo de tus financiamientos. Por eso es importante que tu historial muestre que has tenido un buen desempeño al pagar los créditos solicitados. Puedes consultarlo gratuitamente una vez cada doce meses en la página www.burodecredito.com.mx.

miércoles, 5 de octubre de 2011

Qué hacer si no obtienes un crédito





Probablemente alguna vez presentaste una solicitud de crédito a una empresa otorgante y la respuesta fue que no podían aprobarla porque estabas en Buró de Crédito o tenías un problema con tu historial crediticio. Puede ser que esta respuesta te haya dejado sin una idea clara de qué hacer para arreglar esta situación.

El primer paso es  detectar los factores que pueden estar dificultando la aprobación de tu crédito. Para ello consulta tu Reporte de Crédito Especial (RCE). Puedes hacerlo gratis una vez cada 12 meses en la página www.burodecredito.com.mx.

Tu RCE muestra el estado de los créditos que has obtenido y cómo los has pagado. Al consultarlo puedes constatar que Buró de Crédito no recomienda la aprobación o rechazo de ninguna solicitud, sólo presenta tus datos personales y de crédito tal como son actualizados, al menos una vez al mes, por las empresas que te han dado financiamiento.

Es importante que revises que la información de tu RCE esté en orden para que te ayude a causar una buena impresión a las empresas otorgantes y a despertar confianza en que pagarás adecuadamente en caso de que apruebe tu solicitud.

Al consultar tu RCE fíjate en los siguientes puntos:

Revisa si hay saldos pendientes o retrasos de pago. Si encuentras una cantidad no cubierta o un retraso de pago, enfoca tus esfuerzos en ponerte al corriente, pues tu historial mostrará que tus pagos están nuevamente en orden, lo cual te ayudará a presentar una mejor imagen a los otorgantes de crédito.

Checa la cantidad de deuda que has acumulado. Si manejas varios créditos al mismo tiempo es probable que una parte muy alta de tus ingresos esté dedicada a cubrir los pagos, lo cual puede hacer que te quede poco margen para enfrentar emergencias o cumplir con un nuevo crédito.

Para dejar libre una parte de tus recursos y mejorar tus oportunidades de obtener un nuevo financiamiento reduce el porcentaje que tienes ocupado en tus líneas de crédito. Busca que no rebase el 50%.

Revisa que todos tus datos estén registrados correctamente. Si localizas un dato incorrecto en tu RCE entra nuevamente a la página www.burodecredito.com.mx. Ahí podrás seguir los pasos necesarios para  solicitar al otorgante de crédito que corrija la información  imprecisa en tu historial.

Estos pasos ayudarte a conformar un historial crediticio más sano que te ayude a superar las dificultades para obtener financiamientos.

Si todo en tu historial está en orden es probable que la empresa otorgante esté buscando clientes con un perfil (edad, domicilio, estado civil, etc) distinto al tuyo. Por ello, al buscar financiamiento es importante investigar el perfil hacia el que se enfocan las opciones de crédito de la empresa otorgante.

martes, 4 de octubre de 2011

Construye un historial sano


La forma en que cumplimos las obligaciones que adquirimos determina qué tipo de historia generamos, lo cual queda registrado en nuestro historial crediticio. Si cumplimos a tiempo con los pagos y no acumulamos muchos adeudos generaremos un historial sano. Por eso, es muy importante cuidarlo para que presente siempre una buena imagen de nuestro desempeño crediticio y nos ayude a tener más oportunidades de obtener los financiamientos que buscamos.

Hay varias cosas que puedes hacer para cuidar que tu historial crediticio  sea siempre una excelente carta de presentación ante los proveedores de financiamiento:

Experiencia crediticia: Tener tiempo haciendo buen uso de alguna forma de financiamiento muestra que conoces las responsabilidades que implica y que has generado  aprendizajes  para manejarlo. Si aun no has utilizado créditos puedes contratar un plan  de telefonía celular u otro servicio que se cubra en pagos periódicos para establecer experiencia.

Pagos Puntuales: Al pagar puntualmente tus créditos muestras que has aprendido a organizar tus ingresos para disponer de los recursos necesarios para cumplir adecuadamente. Si has tenido retrasos concentra tus recursos en ponerte al corriente, pues tu historial reflejará ese esfuerzo de pago y con ello irás fortaleciendo tus oportunidades de obtener nuevos créditos.

Capacidad de pago: Si tienes al mismo tiempo varios adeudos y utilizas más del 50 % de tus líneas de crédito, probablemente estés dedicando un  porcentaje muy alto de tus ingresos para cumplir con los pagos y más importante, no tienes capacidad remanente en tus líneas para afrontar una eventualidad.

Busca utilizar solamente los créditos necesarios para ti y trata de evitar sobreendeudarte. Mantén tus líneas de crédito actuales por debajo del 50% de su disponibilidad y así tendrás recursos disponibles en caso de emergencia y tendrás una parte de tus ingresos libre en caso de necesitar un nuevo financiamiento.

Consulta Tu Historial: Tu historial crediticio está contenido en un documento que se llama Reporte de Crédito Especial. Consúltalo gratuitamente una vez cada 12 meses en la página www.burodecredito.com.mx o en los números 01 800 640 79 20, desde el interior del país o 54 49 49 54, desde el D.F.

La información de tu Reporte de Crédito Especial te ayudará a tener una perspectiva más completa de tu situación crediticia que te permitirá hacer un mejor manejo de tus financiamientos.

Tu historial crediticio es tu carta de presentación ante el mundo del financiamiento. Tú mismo  la conformas mediante tus elecciones cotidianas en el uso del crédito. Por eso es importante que tu historial muestre que has tenido un buen desempeño al pagar los créditos que has tenido.