miércoles, 1 de junio de 2011

¿Te retrasaste en el pago de tus créditos? ¿Cómo afecta tu historial crediticio?

Desde el momento en que te aprueban un financiamiento (tarjeta de crédito, crédito personal, crédito automotriz, hipotecario o servicios de televisión de paga y telefonía celular), se genera un registro en tu historial de Buró de Crédito. El uso de ese financiamiento, saldo utilizado, límite de crédito y los pagos puntuales y retrasos son registrados cada mes en tu historial crediticio.


En esta ocasión queremos hablar de los retrasos en los pagos. ¿Que pasa en tu historial cuando dejas de pagar un financiamiento?


Al reportarse el primer retraso, la leyenda (o clave numérica con que se reporta tu comportamiento) cambia de 1 a 2, es decir, de "Cuenta al Corriente" a "Cuenta con retraso de 1 a 29 días". Además, el campo "Monto" se modificará, pues se integra la cantidad que no abonaste en tiempo.






Si pagas dicho monto antes de llegar al día 30, la clave numérica regresará a 1 nuevamente. Si no, pasará a 3, es decir "Cuenta con retraso de 30 a 59 días", y así sucesivamente en periodos de 30 días hasta llegar a 7 que implica un retraso de 150 días hasta un año.




Una vez que transcurrió un año desde que dejaste de pagar, la clave numérica cambia a 9, que puede significar varias cosas:

  • Cuenta con atraso de más de 12 meses
  • Cuenta con deuda parcial o total sin recuperar
  • Fraude cometido por el consumidor
Es muy importante aclarar que aunque hayas llegado hasta esta clave numérica, al realizar el pago total del crédito, la clave en tu histórico regresará a 1 y el monto y el saldo del adeudo se actualizarán a "Crédito al Corriente" o "Crédito Cerrado".

Las claves numéricas y tu historial en general reflejan tu comportamiento de pago de forma objetiva. Por ello, es muy importante que realices tus pagos a tiempo y evites retrasarte, pues eso afecta considerablemente tu historial crediticio y reduce tus posibilidades de obtener nuevos financiamientos. Piensa que tu historial crediticio es un elemento importante que toman en cuenta los otorgantes de crédito antes de aprobarte un financiamiento.

Si tienes problemas para pagar y tuviste algún retraso, es mejor que te acerques con la institución financiera o comercial para plantearle tus problemas y juntos buscar una solución que te permita mantener sano tu historial crediticio. 

Solicita periódicamente tu Reporte de Buró de Crédito en nuestra página web  y planifica tus pagos para no retrasarte.





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.