jueves, 3 de marzo de 2011

Y tu ¿realmente cuidas tu información?





Sin saberlo, todos los días podemos poner en riesgo nuestra información y ser sujetos a robo de identidad. Éste es el delito de más alto crecimiento en México y el mundo. Cada año, las pérdidas para empresas y el daño a las víctimas asciende a varios millones de dólares.


Por ello, preparamos algunas recomendaciones que pueden servirnos para detectar qué tan cuidadosos somos con nuestra información.


1. ¿Revisaste que este mes llegaran todos los estados de cuenta de tus tarjetas de débito, crédito u otros financiamientos? Probablemente no te has dado cuenta y desde hace algún tiempo no recibes algunos de ellos. Si esto sucede, revisa con los otorgantes (instituciones financieras, comerciales, etc.) que hayan enviado el documento a tu domicilio. Es muy importante porque la información que contienen puede servirle a un delincuente para solicitar créditos a tu nombre. Solicita a tu banco o institución comercial que te haga llegar los estados de cuenta a un correo electrónico. Así, además de ahorrar papel, mantendrás una total vigilancia sobre tu información.


2. Ten cuidado de dónde dejas tus identificaciones oficiales. Probablemente al entrar a algún edificio, hacer uso de algún servicio e incluso, rentar una bicicleta en el parque, dejas tu credencial de elector o pasaporte como garantía. Esto es un grave error. Con la información de estos documentos e incluso una fotocopia y un cambio de fotografía, los delincuentes pueden hacerse pasar por ti. 


3. ¿Perdiste o te robaron tus identificaciones oficiales? Presenta una denuncia ante el ministerio público de forma inmediata. Muchos casos de robo de identidad se presentan después del robo de una cartera con identificaciones. En caso de que esto suceda, al contar con la denuncia tienes más elementos para probar que tu no eres quien solicitó algún crédito o servicio.


4. Nunca proporciones información personal, de tus créditos o cuentas bancarias a ningún desconocido, ya sea personalmente, vía telefónica o a través de Internet. Ten mucho cuidado de dónde guardas tu información personal y los lugares donde la utilizas.


5. Consulta frecuentemente tu Reporte de Crédito Especial de Buró de Crédito. Así, verás si algún otorgante solicitó tu información sin consentimiento, si tienes nuevos créditos que no solicitaste o si se realizó algún cambio en tu información y no te corresponde. Además, puedes contratar Alertas Buró, un servicio que te notificará de cualquier cambio relevante en tu historial crediticio.


Siguiendo estas sencillas recomendaciones, puedes reducir las probabilidades de ser una víctima más del robo de identidad.


Estamos para ayudarte a través de nuestra única página web y también en Twitter y Facebook.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.