martes, 21 de diciembre de 2010

Compras de pánico. Desventajas para tu historial crediticio.




Con el fin de año llegan las posibilidades de comprar y consumir más productos. Contar con una mayor disponibilidad de recursos, ya sea por aguinaldo o porque el cierre de año en el negocio familiar va mejor, puede cegarnos y no dejarnos ahorrar un poco de ese dinero ante cualquier eventualidad.


Está comprobado que en estas fechas, la mayor parte de los productos incrementan sus precios. Sin embargo, estos aumentos de precios son aún mayores cuando está cerca la nochebuena, pues son muchas personas las que dejan sus compras para el final y están dispuestas a gastar su dinero con tal de no llegar a navidad sin regalos.


Por ello, a continuación te damos algunas recomendaciones para no caer en la tentación de las compras de pánico y afectar tu historial crediticio.



Programa tus compras. Elige con calma la mejor opción para sacarle el máximo provecho a estos recursos. Antes de pensar en compras, revisa cómo están tus financiamientos, pues hacer un pago mayor al habitual en tu tarjeta de crédito puede ahorrarte una cantidad importante en intereses.

No salgas a las tiendas sin tener una meta clara, pues sin un plan es más fácil ceder a los impulsos momentáneos y agotar tu dinero en bienes diferentes a los que verdaderamente te interesan. Haz una lista de lo que vas a adquirir y busca el lugar dónde te ofrezcan los mejores precios. Una sencilla comparación en Internet del precio al que el mismo artículo es vendido en 3 o 4 tiendas diferentes puede arrojar diferencias muy grandes, a veces mayores al 50 por ciento.

Sé cauteloso con los meses sin intereses. Al final del año se multiplican las oportunidades de adquirir bienes a 6, 12, 18, 24 y hasta más meses sin intereses. La idea de comenzar a disfrutar ahora de estos artículos y pagarlos a lo largo de varios meses es siempre muy atractiva, pero es importante tomar en cuenta que una parte importante de nuestro ingreso futuro estará comprometida cada mes hasta que completemos el pago.


Adquirir muchos bienes a meses sin intereses puede romper el balance de nuestros recursos, pues como no tenemos que hacer desembolsos de manera inmediata, es difícil llevar en la mente la cantidad total que tendremos que cubrir cada mes, lo cual puede llevar a que nos endeudemos por encima de nuestras posibilidades. También es muy importante cumplir a tiempo con los pagos, pues si nos retrasamos se generan intereses.



No consumas la totalidad de tus límites de crédito. Cuántas veces no hemos pensado... "es una gran oferta y puedo dejar a tope la tarjeta". Este es un gran error. Consumir la totalidad de tus líneas de crédito o sobregirarlas impacta directamente en tu Score crediticio. Es importante no consumir más allá del 50% de tus líneas de crédito para evitar sobreendeudarte y contar con recursos ante cualquier eventualidad. 

Ademas, si estás pensando adquirir un nuevo financiamiento en el futuro y tienes las tarjetas "a tope", tus probabilidades de obtenerlo se reducen considerablemente, así como los recursos para liquidar tus adeudos.

Planifica tus pagos mensuales para el próximo año. Elaborar un presupuesto donde tengamos claros nuestros ingresos y obligaciones de pago nos permitirá contar con mejores finanzas y de ser posible, liquidar nuestros adeudos en un menor tiempo. Buró de Crédito te ofrece Tu Asesor, una herramienta que te permite hacer un presupuesto de acuerdo a tus ingresos y obligaciones crediticias previamente contraídas.

Tomando en cuenta estas recomendaciones, puedes hacer mejores compras sin afectar tu historial crediticio y tus finanzas personales. Solicita tu Reporte de Crédito Especial gratis en nuestra página web

Buró de Crédito te desea una muy Feliz Navidad y un 2011 lleno de tranquilidad financiera. ¡Muchas felicidades!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.