lunes, 18 de octubre de 2010

Recupera la confianza de quienes te dan crédito.

El crédito es un asunto de confianza. Cada vez que solicitas un financiamiento, los otorgantes buscan elementos que les muestren si pueden confiar en que pagarás adecuadamente.

Tu historial en Buró de Crédito ayuda a  los otorgantes a medir la confianza que pueden depositar en ti.

Por eso, si tienes problemas que causen retrasos en tus pagos es muy importante cuidar la confianza del otorgante,  acercarte a él para informar sobre tu situación y armar un plan que haga más accesible para ti realizar los pagos.

No esperes a que los servicios de cobranza te busquen, más bien acércate tú, pues de ese modo mostrarás que, aunque las circunstancias no sean favorables para ti en este momento, mantienes el compromiso de pagar de acuerdo a tus posibilidades.

De este modo puedes hacer que el impacto de los retrasos sobre tu historial en Buró de Crédito sea menor y abrirás la puerta para repararlo en menor tiempo.

Realizar una reestructura a tiempo y cumplir puntualmente con los pagos mostrará tu responsabilidad para pagar y te permitirá restablecer tus probabilidades de obtener nuevos financiamientos.

Dejar de pagar un crédito y esperar un descuento no es la solución. Así afectas seriamente tu historial crediticio y cierras la puerta a nuevos financiamientos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.